Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 1 de agosto de 2015


CLUBES ANTIDEMOCRÁTICOS
 
Texto y Fotos: O. Gomas. Archivos

 
 

 

 

A pesar de los esfuerzos para establecer igualdad entre las personas, por todos lados surgen las aristas espinosas de la diferencia. No solo cada vez está más afianzado el privilegiado grupo de la rosca del poder con sus altos sueldos, carros de lujo y todas las prerrogativas que les da su condición de gobernantes, sino que sobreviven los club exclusivos adonde el pueblo no tienen acceso por las murallas impuestas por los que quieren vivir en círculos cerrados separados de las masas.

 

Aquí señalamos algunos de estas asociaciones privadas y damos los datos que tenemos sobre ellas para que se tomen las medidas pertinentes, esperando que si realmente tienen espíritu de cambio se les transforme en sociedades abiertas a las que podamos pertenecer todos los ciudadanos sin restricción.

 

EL CLUB DE LOS INMORTALES
 
 
 
 
 
 
 
 

 Se trata de una organización que solo admite a quienes sobrevivan a las pruebas a las que son sometidos los aspirantes a la membresía.

Los candidatos deben ser presentados por dos socios vivos y tiene  que pasar un examen de admisión que consta de seis pruebas de alta peligrosidad, a las que solo han sobrevivido cuarenta personas de los casi diez mil aspirantes que fallecieron en el intento. Estas son: lanzarse en paracaídas sin entrenamiento y tomando uno de diez entre los cuales seis están rotos; brincar al otro lado de la línea del metro justo cuando llega el tren y mantenerse agarrado a la pared de enfrente hasta que el vagón haya vuelto a arrancar; jugar una partida de ruleta rusa con cuatro balas en el tambor; pasarse un mes en Irak y recostarse media hora en todos los carros mal parados que se vean en las zonas de mercados; provocar a un agente de la policía política en estado de embriaguez diciéndole que es el amante de su mujer y por último, apuntar con una escopeta de juguete a Obama gritando bien duro: “Te tengo, malandrín”

 

SEDE: El club funciona en la tercera Avenida de los Palos Grandes.

CUOTA MENSUAL: No tienen, pero se pagan 100 dólares semanales.

MIEMBROS: Los que pasen las seis pruebas. Además son miembros honorarios todas las personas que tengan más de noventa y cinco años.

CARNET: Solo se lo dan a los que fallecieron aspirando a la membresía.

REUNIONES SOCIALES: Ocasionalmente celebran banquetes para salir de miembros indeseados. Allí se reparten pasa palos envenenados que en el acto son descubiertos por los miembros más selectos.

 
Dada la alta peligrosidad de las pruebas de admisión ha habido varios intentos oficiales para clausurarlo, pero una sentencia del Tribunal Supremo que declaró la libertad de cada quien de mutilarse sin dañar a otros lo ha mantenido abierto.

 

  

LA ASOCIACION DESCONOCIDA.
 
 
 
 
 
 

 
Este es un extraño club selecto que siempre tiene las puertas herméticamente cerradas y bajadas las cortinas. Está situado en Maripérez pero de él no se sabe absolutamente nada, ni que pasa adentro ni quienes son sus miembros, ni cuantos hay ni de que se ocupan, ni cuanto es la cuota mensual y si hay piscina. Los perros entrenados de la policía han determinado que no hay drogas, pero de vez en cuando se ven entrar miembros con la cara tapada, muestran un carnét en blanco, y cuando les abren la puerta se meten rápido y la cierran en el acto. Cuando el club está lleno de socios el silencio es mayor y tan grande que los vecinos se han quejado a la policía porque el misterio no los deja dormir.

 

EL CENTRO DE LOS DESDENTADOS
 
 
 
 

 

Lo que podría pensarse que es un club amplio y lleno de miembros por la cantidad de desdentados que hay en el país, es todo lo contrario. Se trata de una asociación ultra conservadora que no permite como socio sino a aquellas personas a quienes les faltan los cuatro colmillos y un diente  delantero. 

SEDE: Están detrás del centro Medico Odontológico de la Trinidad.

CUOTAS: La cuota es de un millón diario pero no se paga traspaso.

CARNET: No tienen.

REUNIONES SOCIALES: Se reúnen para hacer concursos de sonrisa, torneos de comer parrilla y competencias de mascado de chicle, así como contarse aventuras amorosas que tuvieron cuando tenía los dientes completos.

INSTALACIONES: En el club hay un parque infantil pero solo admiten a los hijos pequeños de los socios que todavía no tienen dientes, a los que los tienen de leche, o a los más grande que acepten caerse a golpes para ver si se los tumban. También hay un columpio malo destinado al mismo fin. Tienen un conserje al que le faltan todas las muelas y los incisivos de arriba, pero le tienen prohibido hablar o sonreír para que no desentone con el grupo.

 

Como el grupo es tan  exclusivo, hay personas asomadas  que para darse prestigio y codearse con ellos se han mandado a sacar los cuatro colmillos, pero se han encontrado con la tragedia de que después que los descolmillaron no los aceptaron porque eran de clases inferiores.  

 

 

EL CLUB DE LOS GIGANTES
 
 
 

 

 

Esta asociación civil ultra exclusiva y netamente aristocrática solo acepta como miembros a personas que midan más de un metro noventa, la única manera que según sus estatutos permite reducir la cantidad de socios en un país de enanos.

SEDE: Están en la parte más arriba de la cota mil en una casona de muros muy altos que impiden la entrada de curiosos.

CUOTAS: Las cotizaciones mensuales son altísimas pero sobre todo la cuota de inscripción.

MIEMBROS: Solo los que miden más de la estatura señalada en los estatutos. No es propiamente un club familiar  porque las mujeres o maridos pequeños no pueden entrar, y los hijos pequeños de los socios no pueden disfrutar de las instalaciones sino cuando alcanzan la altura del padre que es socio.

CARNET: El carné que dan es bastante grande hasta el punto de que no cabe un bolsillo normal.

REUNIONES SOCIALES: Se desconocen, parece que la principal actividad es medirse entre ellos mismos para ver si no han perdido estatura o si siguen creciendo.

INSTALACIONES: Tienen súper piscina olímpica y una cancha de básquet. En general la sede está bien dotada de equipos, salvo de escaleras, porque según la directiva no las necesitan.

 

Hay gente del pueblo que está altamente interesada en que se abra el acceso a gente de todos los tamaños, aunque es obvio que en ese caso dejaría ser el Club de los Gigantes.

 

EL CLUB DE LA DECENCIA
 
 
 

 

Esta es una sociedad sin fines de lucro formada por un grupo realmente exclusivo y minoritario: personas decentes.  Entre los requisitos para ser socio se exigen el respeto por las buenas costumbres, la prudencia, el buen hablar, la consideración por los demás, el saludo con inclinación de cabeza a los mayores, salvaguardar los hábitos piadosos y todas las formas de la cortesía y la educación.  Luego que un aspirante es aceptado previo el riguroso estudio de la Junta Directiva sobre su conducta y hábitos ciudadanos, puede ser expulsado  si muestra un solo gesto de indecencia o falta de educación durante las reuniones sociales.

SEDE: El club esta situado en unas de las urbanizaciones más recatadas de la capital.

CUOTAS: La cuota de mantenimiento es bastante decente, además de que por educación no cobran cuotas de traspaso ni de admisión.

CARNET: Tiene un carné bastante recatado.

REUNIONES SOCIALES: Por estatutos son para hablar y sentirse en compañía y disfrutar  plenamente de la conducta de ese grupo selecto y minoritario.

Curiosamente, aunque es un club abierto a todo el mundo ha habido poco interés de miembros del gobierno para formar parte de este club.