Share It

sábado, 25 de octubre de 2014

 

LAS PLAGAS DEL MUNDO
 
(Con muestras de joyas de la corona y las obligatorias excusas por las omisiones)

 

 O. G.
 
EL PODER DEGENERADO
O
LOS QUE SE APROPIARON DEL MUNDO
 

 
 

 

MUESTRAS DE UNA PRIMERA CAMADA
 
          
 
   
 
 
 
NERON, ENRIQUE VIII, KAN QUIN SHI HUANG, LUIS XV


 
         DE SU NATURALEZA NURALEZA

 

La degeneración de los gobiernos ha sido una de las peores tragedias que ha sufrido la humanidad desde que surgieron las primeras sociedades hasta nuestros días. La causa de ello se encuentra en que apenas surge un grupo social, aparece un hombre o una camarilla minúscula que asume su control bajo el argumento de que necesitan una dirección adecuada para que los organice y les lleve a mejores condiciones de vida, seguridad, orden y progreso o les garantice la salvación del alma.

Esta deformación del poder político se aprovecha de la complejidad y multiplicidad de problemas de toda sociedad, así como el nivel de incapacidad de una buena parte de sus miembros, para quienes es difícil vivir sin un guía unificador y una organización de mando convincente. Por el otro lado se hayan los subterfugios y ofertas engañosas de los que se erigen como líderes para luego poner el poder al servicio de sus propios intereses y el de sus cortesanos.

Los gobiernos transfigurados en plaga se dividen en: 1) Gobiernos seudo democráticos infectados, 2) Gobiernos dictatoriales de derecha, 3) Gobiernos dictatoriales de izquierda y 4) Gobiernos formados por bandas de delincuentes.
En todos ellos están presentes la arbitrariedad, el abuso, la corrupción, la represión, y al final, la fuga, encarcelamiento o la muerte de sus líderes y el grupo cómplice con el cual ejercieron el mando abusivo y dictatorial. Se exceptúan de este final aquellos que por su maldad extrema han muerto antes de tiempo, o los que lo conservan hasta sus últimos días por el terrible aparato represivo que instalaron durante los años del poder.

 MUESTRAS DE UNA SEGUNDA CAMADA
 
 
 

                
 
   
 
 
STALIN, CASTRO, MUAMAR GADDAFI, LUKASHENKO,

  
 
COMO LLEGAN, COMO SE SOSTIENEN, COMO SE DERRUMBAN

   
En tiempos pasados, los gobernantes, igual se llamaren faraones, reyes, césares, emperadores, zares u otro título con el cual intentaban mostrar su superioridad sobre el resto de la población, tomaban el poder fuese alegando la voluntad divina, por imperio de la fuerza y en las guerras, con manipulaciones entre grupos influyentes de la sociedad o sectores religiosos, o por una mezcla de todas esas vías, quedándose con la autoridad total de por vida y trasmitiéndoselo a sus descendientes.

Esta forma de llegar a controlar al estado y la trasmisión por herencia del gobierno aún persiste en buena parte de África, algunos lugares de Asia y América Latina, así como en el medio oriente, incluyéndose en estos tiempos la vía electoral, fantasiosas revoluciones que ofrece mejorar la condición de vida de los pueblos necesitados y las revueltas militares manejadas por delincuentes.

Al poco tiempo de llegar al poder toda la camada dictatorial comienza a materializar su proceso degenerativo: el país pasa a ser un fundo personal del jefe supremo donde todo se hace a su voluntad, pasan a controlar los poderes judicial, electoral y legislativo, quitándoles su autonomía si es que no los eliminan. Sin excepción, indefectiblemente todos violan las leyes y las constituciones, implementan la censura informativa, afianzan la corrupción del grupo dirigente, encarcelan a la oposición y a sus líderes y se aprovechan de los recursos naturales para conseguir apoyo internacional. Al poco tiempo el sistema se va volviendo más represivo e inmoral llevando muchas veces al país a absurdas guerras fratricidas.
Ese poder infecto se sostiene gracias a varios elementos con una asombrosa semejanza en todos los lugares que lo padecen:

1) Una policía represiva que no respeta las leyes y el derecho, 2) El apoyo del ejército, vía altos oficiales que tienen carta blanca para negocios ilegales o con el temor a las represalias de sus cuadros medios, 3) El soporte de grupos e instituciones nacionales corruptas, sea eclesiástica, sindical, del medio intelectual y la camarilla de oportunistas del comercio, todos prestos a ofrecer respaldo a cambio de gozar de los beneficios gubernamentales, 4) Grupos paramilitares a los que arman y organizan bajo el argumento de que son los que defenderán al pueblo de sus enemigos, 5) La manipulación electoral y judicial con fraudes a favor del gobernante, y 6) Por el amparo de otros países que se hacen los desentendidos por intereses económicos.

 
MUESTRAS DE UNA TERCERA CAMADA 
 
  
 
  


MAO TSE TUNG, FRANCO, POL POT, HITLER, 

  
   POR QUÉ SE QUEDAN EN EL PODER   

 
No todos los gobernantes degenerados tienen las mismas razones para quedarse en el poder; aunque sin duda que la personalidad egolátrica que les caracteriza constituye el soporte principal de la obsesión de mando, hay tiranos que por esa ruta desahogan sus frustraciones, complejos y el rencor por los rechazos que han acumulado desde los días de su infancia; también los hay que se consideran elegidos por fuerzas divinas para salvar a su pueblo de las desgracias a las que según ellos le sometió el destino. Junto a ellos igualmente ocupan un lugar relevante los hampones descarados, los sádicos que disfrutan haciendo daño y muchos enfermos mentales víctimas de graves psicopatías.
Pero en su asentamiento también hay causas externas, como son la cobardía o el miedo a la represión política de la mayoría de los ciudadanos, el oportunismo en mayor o menor grado, la indiferencia por la decepción de pasados gobiernos, la esperanza de mejoras en la condición de pobreza extrema y en ciertos pueblos,  la aceptación a formas obsoletas del estado que están incrustada en la tradición y su cultura.

  
MUESTRAS DE UNA CUARTA CAMADA
 
  
 
 
 
 
KIM JONG, IDI AMIN, ISAIAS AFWERK, DOUVALIER

 
 

         SU OBRA MAGNA        

 

La obra maligna de esos dictadores no siempre tiene la misma magnitud. En unos constituye una aberrante acumulación de daños que hunde a sus pueblos en los máximos grados del atraso y la regresión. Otros logran mejoras en ciertas áreas, las cuales nunca compensan el terror, la corrupción y la eliminación de valores imprescindibles. Algunos son más sanguinarios que sus cofrades, o roban cantidades impensables, pero si hay algo que los unifica a todos, son la censura, la violación de las libertades, las persecuciones, la tortura y el asesinato de los opositores, así como la degeneración del estado de derecho y la corrupción de los altos y medios funcionarios del gobierno y sus cófrades políticos y familiares.
En un estimado conservador de la revista World Money, la fortuna acumulada o malbaratada por los gobernantes corruptos y su entorno desde la era del fascismo hitleriano hasta la fecha, sobrepasaría los 3.000.000.000.000.000  de dólares actuales, una cifra con la cual se podría alimentar y dar asistencia médica gratuita por un siglo a todos los habitantes necesitados del planeta.

El número de muertos recientes que han acumulado debe estar cerca de los 120.000.000 de personas incorporando las guerras que desató su locura; cifra que puede ser mucho mayor si se tuviese una información mas precisa de lo que ocurrió durante las colonizaciones, en las dictaduras africanas y todas las que produjo el proceso de implementación y afianzamiento del comunismo.

Para conocer de la cantidad de presos y torturados, a falta de informaciones creíbles basta multiplicar el número de dictadores habidos por un promedio conservador de quinientas personas por gobierno dictatorial, aumentando obviamente esta cantidad durante los períodos de Hitler, Mussolini y las dictaduras marxistas.

 
 MUESTRAS DE UNA QUINTA CAMADA

 
 
  
 
 

 
ABDULLAH, OMAR AL BASHIR, PINOCHET, IDRISS DÉBY

  

               LA CARTA DE DESPIDONATURALEZA

 

Dos peculiaridades caracterizan a todos los gobernantes de esa especie maligna:  1) Una vez que toman el poder, sin excepción se niegan a devolverlo. Su megalomanía les hace pensar que el Estado es algo que les pertenece por derecho divino o lo ven como una hacienda privada que nadie tiene derecho de quitarles y 2) Todos juran, y se lo creen, que nunca perderán el mando, y con esta convicción clavada en su alma pervertida, al vislumbrar un riesgo serio de desmoronamiento advierten enfurecidos en discursos rimbombantes y con el puño levantando que quieren matarlos, que fuerzas externas están conspirando contra el estado, y que ellos defenderán el poder hasta la muerte, lo que en realidad casi nunca ocurre, porque sin excepción son demasiado cobardes para enfrentarse personalmente a la furia de sus víctimas. Esta es una de las causas por las que todos se rodean de guardaespaldas, tienen aviones privados y un fácil acceso a los aeropuertos a la hora de escapar.
Este gesto muestra no solo su desequilibrio mental y el irrespeto por el pueblo que han martirizado, sino pone en evidencia cierto grado de imbecilidad, ya que además de que nada es eterno en este mundo, todo régimen degenerado nace con la fecha de un fin trágico como parte indefectible de su esencia.

Al final viene la fuga de la camarilla de poder, la muerte del sátrapa y sus allegados o su detención y sometimiento a juicio.  A los gobiernos degenerados no hay manera de hacerles entender la historia, pero en una abrumadora mayoría todos los de su clase terminaron igual, sea el poderoso Hitler y su banda, el arrogante Mussolini que terminó guindado como un bombillo en los postes de la luz, los jerarcas comunistas, presos o al estilo de aquel Caseuscu muerto a tiros como rata ladrona, o con el miedo diario y angustiante en el exilio a pesar de la endeble protección que les da el dinero robado, como un Perón, el Idi Amin y tantos otros dictadores latinoamericanos, del medio oriente y África. Muchos son enjuiciados como los nazis, Videla, Pol Pot y aquel invencible traficante de drogas que se llamó Noriega.
 

 MUESTRAS DE UNA QUINTA CAMADA
  
  
 

 
BACHAR EL ASSAD, JAMMEH I, BENITO MUSSOLINI, ROBERT MUGABE

 

           
             LA LEJANA ESPERANZA         EZA
 
 
 
 Para una población de naturaleza pacífica con ideales democráticos salir de esta desgracia insoportable no es tarea fácil. Incluso puede ser extremadamente dura si se ha dejado que el tirano se afiance en el poder, ya que una vez que implanta el control policial tipo fascista, que establece el monopolio informático y ha sometido al ejército y los otros poderes a sus intereses, la batalla se dificulta; pero la historia ha demostrado que con las contadas excepciones de dictadores que han muerto con el mando, todos caen. Se desmoronan por su propia descomposición. Solo es cuestión de una adecuada organización de sus oponentes, el establecimiento de una estrategia y una táctica de acción firme y efectiva, el surgimiento -siempre peligroso- de un nuevo líder, y sobre todo, por efecto de las protestas masivas y espontáneas de la población, la señal infalible de que el fin está muy cerca.

Un observador ingenuo podría pensar que el fin de los gobiernos degenerados puede ser posible en estos tiempos en que las poblaciones de casi todo el mundo han despertado y existe más conciencia democrática, pero lamentablemente esto es utopía, son muchas las causas que permiten que el riesgo de las dictaduras siempre esté latente, y entre las mayores está el que subsistan constituciones que permiten la entrega del poder a un solo hombre como jefe del estado.
Para no caer en los brazos de un nihilismo extremo o abrazando utópicas teorías anarquistas, hay que pensar como solución implantar las formas de gobierno más optimas conocidas en los países civilizados, incluso aunque tengan fallas como ocurre con toda empresa humana. Entre estas destacan los gobiernos parlamentarios, o tal vez el regreso a los sistemas de la antigüedad y las tribus primitivas, que fueron o son manejadas por un consejo de ancianos no corruptos, o de hombres sabios con larga y comprobada historia de honestidad, méritos y virtudes.

Si se quiere insistir en la vía electoral para los cambios de las tiranías que hoy existen regadas por todo el mundo, hay que dejar claro que en los países que no tienen una larga tradición democrática, o en los que es muy grande la pobreza, este sistema solo puede funcionar si la organización y control electoral se deja en manos de un organismo internacional de formación variada e impoluta.
De otra manera siempre predominará el fraude, tanto en el desarrollo ventajista de la campaña como en el conteo de los resultados. Y como dijo un líder ya olvidado: "A los gobiernos democráticos se les cambia por la vía democrática, a los dictatoriales tiene que ser por otras vías"
 

UN TRIO INOLVIDABLE
 
 
Спасти демократию

 

 

 

 

sábado, 18 de octubre de 2014


DATOS CURIOSOS

                                   Texto y fotos: O. G. Archivo

 
 


 

Mucha gente no sabe que si toma un alfiler, se clava la punta en el centro de la huella dactilar y empieza a halarla hacia afuera y a desenrollarla con cuidado, al cabo de dos horas de irla despegando dejará toda la mano sin pellejo. Si tiene paciencia y sigue halando y halando sin romper el hilito, la persona puede quedar completamente desollada en pedazos para sorpresa de familiares, que encontraran los trozos de carne temblando de frío.

 

&&&

 


 
Según un estudio aparecido en la carta mensual de la Clínica Mayo, se ha determinado que el auténtico juanete sólo le sale a las personas que se llaman Juan. Las protuberancias de los huesos del metatarso del pie de los que se llaman Enrique son enriquetes así como las de las llamadas Antonia son antonietas y los de las Julias julietas.

 

&&&
 
 
 
Un buen sistema para hacer menos rutinario el oficio de la santa misa, es que apenas el sacerdote  y los otros fieles ha empezado a orar invocando al Dios Cristiano, uno se pone a rezar pero en la posición supina con la cabeza pegada al suelo al estilo musulmán. Cuando alguien le reclame la falta de respeto, dígale que usted es mahometano en proceso de conversión pero que lo está haciendo poco a poco.

 

&&&
 
 

Para esos hombres con barba muy espesa que sufren con el martirio de la afeitada diaria, algunos expertos recomiendan que se la dejen crecer abundantemente, y una vez que el pelambre tenga cuerpo, se le rocía con kerosene y se le prende fuego. Es indispensable apagar las llamas apenas se sienta que la candela le toca la raíz. Luego, con apenas frotarse la cara con las manos se desprenden las cenizas y los pelitos chamuscados y ya más nunca tendrá la fastidiosa barba.

 

&&&

 
 

Si está obstinado de esas terribles colas de tránsito que hay por toda la ciudad le aconsejamos comprarse una ambulancia. Tocando corneta y con la sirena a todo volumen verá como todo el mundo se aparta para darle paso. Si por casualidad lo para un policía y viendo que va solo le pregunta por el herido, ponga cara de sorpresa y dígale:

-¡Coño, agente, por estar con el apuro se me quedó el herido, perdóneme, pero ya voy a buscarlo!

Y sin decir más nada arranque y siga con el escándalo.

 

&&&

 
 

En contra de lo que se pensaba hasta ahora, un estudio realizado en varias universidades canadienses ha determinado que las llamadas "moscas bobas", que revolotean sin parar alrededor de una persona, en realidad no son bobas, al contrario, son insectos de una gran sensibilidad e inteligencia, que buscando superarse se enamoran de personas que le son atractivas. El revoloteo es la manera de mostrar su afecto buscando un cruce sexual que les permita mejorar la raza. Lamentablemente los humanos no las entendemos, y en lugar de entablar una relación que puede terminar en algo estable, solemos aplastarlas sin tomar en cuenta sus nobles sentimientos.

 

&&&
 
 
 

 

Si quiere pasar un buen rato con la cara de sus amigos, cuando compre huevos blancos y le salga uno pequeño y redondito, no lo cocine, póngalo al lado de las raquetas de una mesa de pimpón  y siéntese a esperar a que lleguen dos para empezar una partida. Hay gente que también disfruta mucho poniendo las pelotas de pimpón en la caja de los huevos.

 

&&&

 
 

Mucha gente que ve a miembros de los colectivos vestidos de cura para parecer como grupos de acción social, no saben que si les levantan la sotana abajo tienen una ametralladora.

 

&&&

 

 
Si usted pide un perro caliente y no le gusta esa parte del perro, pídale al perrero que le dé un pedazo de muslo, una oreja u otra presa del animal. Si el perrero se niega, recuerde que el artículo 4 de la Ley de Protección al Consumidor dice: "Ninguna persona puede ser obligada a comerse las partes del animal si éste no es de su apetencia".