Share It

domingo, 20 de abril de 2014


AVISOS CULTURALES
 
 

 

Por Otrova Gomas
                             
   LAS RUINAS DEL EX-TEATRO TERESA TEQUEÑO Y EL EX BANCO DESCONSIDERADO

 
Presentan
 
 

            
Gran concierto de la Orquesta Sinfónica de Sordos

              
Concierto en Ssss Mayor para instrumentos de Viento,  Kegel 498 de W.A. Mozart.

 
                              Ventilador: Juan Silvín
                              Abanico de Gamba: Pietro Pietrini
                              Abanicos de pajilla: Mara Mera y Mera Mora
                              Bombas de bicicleta: Juan y José Gonzola
                              Trompetilla mayor: Don Juan Guará
                              Fuelles: Lin Yu Ton y Pin Pong Pon
                            Vaciado de Bombas de piñata: Turo Turi

 

ENTRADA GENERAL: 30 Bs.

Si adivina la dirección: 10 Bs. débiles

Coleados: gratis.

        
 Día 2 de Mayo de 2014.           

 Hora: 11:00 am.

 
Dado lo delicado de este concierto, se agradece al público guardar absoluto silencio durante la interpretación de la obra. Ante los rumores cantados por parte de los opositores al gobierno, los organizadores dejan claro que el presente concierto no tiene ninguna relación con limitaciones a la importación de papel o cierre de canales de televisión.

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

EL CLUB DE LOS DESESPERADOS Y EL TALLER

LATINOAMERICANO DE LA ANGUSTIA

 
Invitan

 
A todos sus afiliados a una sesión de:



 
Angustia pura
              

Que tendrá lugar en la sede del club el día 4 de Mayo a las 9 pm.

 
(Indispensable presentar la cédula venezolana o siria a la entrada)
             

Advertencia: No se permitirá el acceso a la sala una vez iniciada las primeras tandas de angustia y empezados los gritos de desesperación.

 
 
 
ALIANZA FRANCESA

 
 

Cursos de gagueado en francés.

 

 Para principiantes, avanzados y retrasados.

               
·        Conversación con gagos franceses.

·        Traducción simultánea de los grandes gagos de Francia.

·        Taller de silbido en francés.

·        Burlas en francés.

·        Diálogos estúpidos.

 

Inscripciones todo un día de estos en la sede del Instituto.

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

                    SEUDO MINISTERIO DE  EDUCACION Y RELOJES

 


A V I S O

            

En vista del desorden lingüístico y la proliferación de insultos contra el ciudadano Ministro que han sido detectados en diferentes lugares del país por su amor por los relojes, queda prohibida hasta nuevo aviso la importación de versos libres, frases que rimen en alejandrino y todo tipo de adverbios insultantes contra los colectores de relojes caros.  En castigo a la insolencia se limita la importación mensual para liceos y universidades a los siguientes artículos:

                

·        100  verbos irregulares.            

·        30 palabras variadas que rimen con "ño".

·        20  palabras que rimen con "uta".

·        600  acentos.

·        3 insinuaciones mensuales de cualquier vaina.

·        2.000  comas.

·        3  diptongos.

·        1 pronombre.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

EL COÑAC Y LO QUE QUEDE DE CAVIDI

 


Informan


 


 A los  Importadores de partes para ensamblaje de versos y estrofas que hayan solicitado dólares preferenciales para palabras destinadas a sonetos y dodecasílabos, que por disposición de estos despachos y de conformidad con el decreto 321 del 3 de Diciembre de 2013, durante el presente año sólo habrá cupo para importar  dos de cada uno de esos rubros.

 

                        LA DIRECCION

 

-----------------------------------------------------------------

 

-----------------------------------------------------------------                   

ATENEO DE PARIATA

 

SALA LOS ESPACIOS HIRVIENTES

              

Invita a la exposición del compalero

MORUCHO MONDEFOA    (Chuchún)

 
 
 


·        Esculturas de carne de vacuno y partes de pollos.

·        Bustos de punta trasero.

·        Chuletas talladas.

·        Lagartos moldeados a palo.

·        Chinchurrias colgantes.

·        Ensamblaje de morcillas.

 

Visítela antes que se las lleven.

Calle tres al lado de la ex pulpería El Barrilito. Habrá parrillada de cambures después del vernisage.

 

26 de Abril.

 12 de la noche.

miércoles, 11 de septiembre de 2013


          DICCIONARIO FINANCIERO EN TIEMPOS DE INFLACION.

Por O.Gomas
 

                           Dibujo de Luis Domínguez Salazar.
 

 
Deuda pública: Suma de las incapacidades, del robo de altos, medio y bajos funcionarios, de las comisiones de todas las compras del estado, fondo para presupuestos de Cuba, Nicaragua, Bolivia, todo el Caribe, y pasajes y gastos de viajes de los ministros y la presidencia y de la propaganda oficial.   
 
China: Dueña de Venezuela por los próximos 40 años.

Plazo Fijo: Fecha exacta en que se descubren los quesos de los bancos.

Dinero: Papel falsificado.

Cajero: Persona que nos odia sin conocernos.

Redescuento: Red de cuentos para engatusar a ahorristas ingenuos.

Ahorrista: Maricón.

Sociedad Financiera: “Honorebole Societá".

Cheque de Gerencia: Cheque que aunque no tenga fondos al menos tiene categoría.

Cámara de Compensación: Equipo fotográfico que retrata a los bancos con problema.


CAVIDI: Hada madrina de delincuentes de cuello blanco.

Divisa: Llámese al agua del planeta Marte en Venezuela.

Interés preferencial: El que tiene un ahorrista para que cuando esperaba que le dieran el 70% de interés al menos le devuelvan el 30% del capital.-

Pagaré: Ultima declaración de banquero intervenido antes de desaparecer.-

Balance de banco gubernamental: Libreto de humor financiero.

Taquilla: Confesionario del banco donde el cajero le cuenta a los que van a retirar sus fondos que se los va devolver completos pero no garantiza que va a poder comprar lo que quería.-

 Impuesto: Colaboración de buena nota de los venezolanos para que los altos funcionarios de su gobierno viajen, paguen sus guarda espaladas, compren carros, coman, beben y regalen ayudas a amigos del extranjero que los apoyan.

Caja de ahorro de empleados públicos: Antesala de prisión inexistente.

Reserva legal: Colocación de fondos nacionales en cuenta secreta de alto funcionario.

Cero cupón: Cupón que no vale nada.

Aseguradora: Institución que solo conjuga la frase “Eso no está cubierto”.

Avalúo: Gesto hipnótico sobre el precio de activos bancarios que hace creer a los demás lo contrario de lo que vale.


Letras del Tesoro: Carta muy apenada del Ministro de Hacienda tratando de explicarle a la Banca Internacional y a todos los que no tiene con qué pagar.

 

                            

sábado, 31 de agosto de 2013


DISCURSO SOBRE NADA

  




(Palabras en el acto de clausura de la semana sin causa para celebraciones, a cargo del Dr. Manzanilla Pérez, Guia Cultural del Proceso)
 
 
 
 
 

 

Ciudadano Ministro de Cultura y Reconocimientos.

Colegas de la Academia de Letras y Signos de Puntuación.

Embajador de la Republica de Cuba, y su novia.

Mesoneros amigos.

Publico presente.

 

 

                              Es con un profundo entusiasmo, que esta noche subo a la tribuna para clausurar la semana de ausencia de motivos de celebración, la cual conmemoramos en el país por tercer año consecutive sabiendo la importancia de valorar lo que es valorable frente a la amenaza permanente de lo invalorable.

Como orador de orden debo confesar que tengo tres motivos de complacencia extrema: primeramente, el halago por haber sido designado por las autoridades culturales para pronunciar el discurso de orden en esta fecha carente de atributos, en segundo lugar, por el hecho de que la celebración se realice en un momento tan especial como el que hoy se vive en el pais. (Aplausos cerrados)  y por último, el que casualmente me haya tocado dar un discurso sobre nada siendo Presidente de la Organización Nacional de Ausencias y Vacíos. (Aplausos)

No voy a negar que a pesar de ello esta alocución atemorice.  Aunque parezca fácil decir todo lo que se puede decir sobre un día como hoy, otra  es la realidad cuando solo podemos exponer lo fundamental, en especial, en un período tan dramático como este, por tantas cosas que no vale la pena mencionar ahora porque no hay nada concreto a que referirse además de que le restaríamos solemnidad al acto.

De todas maneras, para evitar los malos entendidos de siempre y no herir susceptibilidades, pido un fuerte aplauso para todos los que se lo merezcan por estar de acuerdo (Aplausos cerrados) ¿Y porque no?, también para los que no se lo merezcan por discrepar (Aplausos más modestos)  Ahora bien, (Siguen los aplausos) …ahora bien, como el tema que hoy nos tiene reunidos y cualquier otro que se le vincule  están relacionado de una u otra forma a algo que no tenemos claramente definido, les pido que me disculpen si parece que no soy lo suficientemente explicito, porque yo solo diré lo que tenga que decir obviando los pormenores secundarios. (Aplausos fuertes)  Pero lo importante, lo que vale, lo que hace patria, es que lo hago con entusiasmo y valentía, porque es necesario que en días como el de hoy no queden dudas ni haya titubeos a la hora de disertar sobre una ausencia de motivos. Y no lo digo por charlatanería, que es uno de nuestros defectos ancestrales, ustedes me conocen y saben que lo digo porque soy franco y se que cuando se carece de un tema concreto de que hablar hay que mostrar que se tiene un conocimiento claro de la realidad, una certeza en los objetivos, y especialmente saber detallar con profundidad todo lo que se deba detallar si es realmente necesario. (Aplausos intensos)

También quiero advertir a aquellos que sin ningún motivo siempre han estado opuestos a la celebración de las entelequias, que su actitud no tiene cabida en una sociedad revolucionaria como la nuestra. Sí podemos… (Aplausos y gritos)…perdón… no podemos… (Aplausos y gritos)…no podemos permitir que los cobardes de siempre, ocultos bajo un falso manto de sinceridad traten de ultrajar el sentimiento de las mayorías como lo han hecho hasta ahora, o que nos impidan hacer los señalamientos que hacemos y de sus temas relacionados. Por eso repitamos… (Vuelven los aplausos intensos)…repitamos… (La muchedumbre ruge del entusiasmo)... repitamos como siempre hemos dicho cada año en esta fecha aniversaria: ¡Adelante, con o sin banderas! (Aplausos y ovación desaforada)

Gracias, señores, gracias…ya para terminar no me queda más que mostrarles mi entusiasmo porque (Siguen los gritos)… hayan captado con claridad la falta de motivos de este discurso, y en especial, los fundamentos ideológicos que le dieron origen a los actos de tan importante celebración anual, a pesar de las condiciones que sufrimos sin que importen las que sean. Solo espero que recuerden el contenido de mis palabras para que el año próximo no olviden, ni lo que no dije por no haber motivo, ni lo que sí dije porque ello lo ameritaba. (Aplausos, vivas y gritos delirantes)

Finalmente debo agradecer a quienes de manera tan desinteresada han ayudado al éxito de estas jornadas de trabajo revolucionario, rogándoles que nos sigan acompañando en un futuro venidero con la misma lealtad y devoción que han tenido hasta el presente, ya que solo con personas de esa calidad humana se puede obtener algo de la nada.  (Fuertes aplausos)

De la misma manera le doy las gracias al señor todopoderoso, por haberme permitido pronunciar estas palabras destinadas a iluminar como se lo merecen quienes no estaban familiarizados con los discursos carentes de motivos, fortaleciendo así una de nuestras mas hermosas tradiciones, esas que nos hacen ser una patria grande y de corazón privilegiado.

Señores.

(Aplausos cerrados y gritos eufóricos de la gente que lo carga en hombros entusiasmada mientras unos gritan: ¡Adelante, sin banderas!, otros, el clásico: ¡Adelante, con banderas!, y varios el famoso: ¡Adelante, con o sin banderas!)

 

sábado, 11 de mayo de 2013


  


 
   
 
 REPORTAJE DESDE EL FRENTE

(Informe de una guerra despiadada) 

 

Aunque las ruinas lucen intactas y aún no ha terminado la guerra, el pais ya luce bastante destruido. Llegué ayer junto a otro colega de la BBS, y apenas subimos a la capital, pudimos constatar que las fotos de un combatiente con el ojo y pómulo golpeado y la bella mujer a la que calló un valiente militante son frecuentes por todas partes, pero los maquillan en el acto con petróleo para que tomen apariencia de normalidad. 

  No obstante el proceso continuo de aniquilación es enorme y se siente como si miles de toneladas de bomba solo mata gente hubiesen caído sobre el territorio. No hay un área, un campo, un sector que no haya sufrido del embate de los ataques que comenzaron en el fatídico año 1.999, cuando el entonces presidente se auto declaró la guerra. Las zonas más golpeadas han sido la actividad productiva, tanto pública como privada. Cañonazos de abandono, incapacidad con municiones de alto calibre y la corrupción a tiro de metralla han arruinado o eliminado la competitividad de la primera, mientras que obuses de persecución, leyes irracionales y expropiaciones ilegales han reducido a la segunda a una mísera muestra de lo que era en el pasado.

 En las áreas de servicios notamos que el desplome de la estructura fue casi total. Allí se usaron mortales granadas de incompetencia y cohetería de corruptela de largo alcance. Salvo alguno que otro escaso sector que está relacionado al control policial, casi nada funciona. Los hospitales desprovistos están llenos de heridos, las escuelas y liceos con pensum irracionales y las universidades sin presupuesto borraron la historia del pais sin que quede un remoto recuerdo del nivel que tuvieron antes. La ideología destructiva que usan los auto invasores ha sustituido la verdad, y a pesar del dolor del espectáculo, las investigaciones científicas dan risa al compararlas con los de cualquier pais serio.

Entramos en áreas controladas por el ejército y pudimos ver miles de cadáveres  de la creación artística, casi todos asesinados con el gas sarín del obsoleto pensamiento oficial. Cuando nos acercábamos al sitio vimos varios museos en ruinas por la mediocridad, donde solo se mostraban obras de artistas amigos del régimen. Igual nos percatamos de la destrucción en el campo de la literatura, en el cual las explosiones de las bombas caza bobos han sido terribles al prohibirse la importación de libros para contener lo que aquí llaman ideologías burguesas. Según unos estudiantes que se protegían con nosotros de las lacrimógenas, las lágrimas no les brotan por los gases, sino por las  dificultades que tendrán para lograr recuperar el terreno perdido.

 En los barrios y en las urbanizaciones, tanto de la capital como en otras ciudades, los delincuentes se apoderan de las noches porque el crimen sí paga. Y en este campo de batalla, la supuesta regeneradora de los delincuentes es una mujer con cara de perturbada que les brinda tragos, discotecas y mujeres para que no sufran. A consecuencia de los ataques con todo tipo de armas ligeras y largas se reportan oficialmente más muertes semanales que en Siria, Irak o en los centros del conflicto de los islamistas radicales.

Otro aspecto terrible de la conflagración es el aumento de los refugiados. El número de exilados por la guerra auto destructiva ha sido impresionante. Miles de gente preparada escapa todos los días de la catástrofe: jóvenes recién graduados, profesionales reputados, técnicos en todas las áreas y niveles. Las familias separadas lloran la ausencia de sus seres queridos pero saben que estos ya nunca volverán. Por informes que ya están en manos del Alto Comisionado de la ONU para Refugiados, muchos han sido acogidos por la NASA, en la Mercedes Benz de Alemania, en los centros de petróleo y desarrollo de Canadá, el Mar del Norte, Italia, España, Colombia, Panamá y Australia. La expulsión formal que les hizo el antiguo presidente, y el pánico a la metralla de los motorizados del gobierno y del hampa fomentada con sus armas, les amarra a la nueva patria para siempre. Para mucha gente, esta fuga de talentos es la formalización de la partida de defunción del pais.

En otro frente, la moral ha sido decapitada al estilo talibán. La corrupción, la mentira y lo insultos lanzados a lo loco por los gobernantes del proceso han producido más muertes que durante la II Guerra Mundial y expertos en conflictos raros dicen que equivalen a un ataque con gas mostaza.  El rey de España trato de callar a uno pero se retractó por temor a que le bombardearan las inversiones. 

Logramos salir hacia zonas cercanas a la capital y el panorama geográfico es deprimente, no solo por la ruina de los que eran campos de cultivo productivo, sino que por todas partes se ven obras derruidas, inconclusas o en mal funcionamiento. Las columnas de humo y los incendios causados por las bombas invisibles son frecuentes en las refinerías y en los campos petroleros. En muchas se han producido muertes masivas pero nadie declara por temor a la represión. En todas partes la escasez de productos básicos que antes se producían en el pais y se exportaban es continua y sigue en aumento. No hay repuestos, no hay una vivienda para alquilar y las pocas que se consiguen se mueve en el mercado negro a diez veces el precio de antes.



Para completar la angustia de los habitantes, día y noche suenan las alarmas  para advertir que se va la luz, pero como estas también fallan al ser manejadas por cubanos, destruyen los pocos equipos eléctricos que quedan.   Nos impresionaron las colas de autos en las autopistas, no sabemos si para escapar de los centros de destrucción o porque se auto castigan, pero obligan a los desesperados conductores a cambiar inútilmente su destino y seguir dando vueltas horas y horas asediados por motorizados que tratan de suicidarse pasándolos en culebreos a cinto cincuenta kilómetros por hora. Para agravar el caos, la expropiación que hicieron de los estacionamientos hace que los pobres conductores ni siquiera tengan donde parar. Para ayudarlos, el gobierno regala el combustible que compra por encima de su valor al pais que dice que es su peor enemigo.  Para un profesor de siquiatría de la UCV a quien entrevistamos en una cola, estas han sido la principal causa de la locura que se refleja en las opiniones de los gobernantes cada vez que se desahogan hablando en cadenas que nadie oye.

 Si algo nos afectó, porque destruye la idea que teníamos de ese pais en guerra, es que ya no hay riquezas. Los fondos del petróleo se ha regalado y malbaratado de una manera criminal, el petróleo lo venden por cuotas que nadie cancela y todas las tesoros minerales se le han hipotecado a China que paga con algunos productos que están prohibidos en todo el mundo. En uno de los frentes de resistencia, un experto en avalanchas y desastres naturales nos dijo que sí para destruir al pais se usaron un millón de millones de dólares, para reconstruirlo requerirían diez mil millones de millones de la ilegal moneda verde, que es la que los sostiene y de paso mantiene a Cuba para que los invada con disimulo.  

 

viernes, 8 de marzo de 2013


 




EL MARXISMO


(Reedición de archivo) 
 
 
 
 
 
La pretendida identificación de Venezuela con la Cuba comunista, tal como lo han declarado en distintas oportunidades, tanto el extinto Chávez como el actual jefe del estado venezolano, exige que se dé una orientación a aquellas personas que desconocen la realidad de lo que se oculta tras las banderas del llamado socialismo rojo.

La mejor manera de hacerlo es dar detalles objetivos sobre la realidad que hubo en los países que lo sufrieron, así como en los pocos que todavía viven esa dolorosa pesadilla.
 
 
Para un análisis objetivo hay que señalar la existencia de varias realidades que son bastante obvias:
  • Desde que existe el mundo, en todas las partes y en todos los tiempos, hasta ahora y en el futuro, nadie ni nada puede impedir la existencia de diferencias entre los individuos de un país ni las ventajas de unos sobre otros en función de sus habilidades y capacidades.
  • El hecho de desenmascarar el teatro comunista no significa de ninguna manera ocular las fallas del capitalismo y otras formas políticas, o creer que estos solucionan los infinitos y constantes problemas sociales que genera la especie humana por la complejidad de sus relaciones y en especial por su crecimiento desmedido.
 
  • Solo es posible mejorar las condiciones de vida de un pueblo respetando los derechos y libertades ciudadanas, actuando con cordura, con la alternabilidad en el ejercicio del poder para corregir errores, y uniendo voluntades en lugar de crear odios y divisiones.

  • Cualquier sistema político económico puede lograr mejoras en la sociedad si existen libertad, voluntad real de hacerlo, y gente competente que lo intente.
  • El comunismo no se limita a fracasar en obtener los resultados que promete, sino que es la causa de males que son peores que los que ofreció resolver, y al final aumenta exponencialmente la crisis que dijo que iba a remediar.
  • Existen culturas y civilizaciones desiguales, y cuando ellas conviven juntas surgen inevitables diferencias entre sus miembros. No aceptarlo y no aprender a convivir con ello es legalizar el racismo, y
  • Cualquiera que sea el sistema político que se adopte en un país, no hay manera de resolver sus problemas sociales si la población indigente crece incontrolada devorando las soluciones, y más aún si nadie lo señala ni se toman medidas realmente inteligentes para racionalizar el crecimiento y educarlos.


LAS PREGUNTAS CRUCIALES

¿Por qué cayó el sistema comunista mundial?


El comunismo como forma económica política se desmoronó en todas las partes donde se había implementado por volverse un sistema económico insostenible. La excepción de Cuba, Corea, Laos y Bielorrusia, es porque allí el viejo sistema impuesto en los tiempos de la Unión Soviética se sostiene por las férreas dictaduras que quedaron implantadas con un fuerte control ideológico, el aparato represivo y el aislamiento y la propaganda que les dan a sus pueblos para ocultar la extrema pobreza y el atraso en el que viven.
La razón del fracaso comunista es simple: los sistemas productivos manejados por el estado nunca han estado en capacidad de satisfacer las necesidades económicas de las poblaciones. En ellos se desmoronó el suministro de alimentos, equipos y bienes de todo tipo, la eficacia de los servicios, la calidad de los productos, los sistemas de salud y los avances tecnológicos.

Al contrario crecieron la burocracia, la corrupción, el afianzamiento en el poder de la camarilla de poder, el espionaje industrial para robarse de otros países lo que no podían crear, el terror policiaco, el tráfico ilegal de divisas y mercancías y la prostitución, al mismo tiempo que acabó con la iniciativa de los ciudadanos, las libertades públicas y el derecho de la gente a ser independiente, y en especial, de organizar su propio futuro para la seguridad de su vejez y su familia.

Las pruebas horrorosas de lo que le produjo el fracaso de ese sistema a los habitantes de los países en donde dominaron todavía son palpable en un simple viaje turístico a esos sitios.

¿Cómo llegaron al poder los sistemas comunistas?


Los sistemas rojos llegan al poder de distinta manera según el país que escogieron como objetivo, pero aunque varían los caminos, a la larga, cuando las estrategias les funcionan, todos terminan imponiéndose y manteniéndose solo por el uso de la fuerza. Así, en Rusia, Lenin y su camarilla enfrentaron a los ejércitos del Zar apoyándose en millones de personas miserables a las cuales luego persiguieron una vez logrado el objetivo, al igual que cada nuevo líder persiguió a los que le estorbaban, asesinándolos o enviándolos a las cárceles de Siberia.


En la Europa del este, con la ocupación soviética a Bulgaria, Hungría, Polonia, Rumania, Estonia, Letonia, Lituania y parte de Alemania al terminar la guerra contra Hitler. En ellos impusieron a la fuerza el sistema contra la voluntad de sus habitantes, que sufrieron muertes y cárceles o huyeron en millones para salvarse del terror; en África con golpes de estado o por guerras fratricidas, como las de Angola, Mozambique y Tanzania o acuerdos manipulados, como el de Madagascar.

En otros sitios por la guerra de guerrillas populares, algunas veces con una causa justa, sea al estilo chino, el cubano o el vietnamita, así como lo han intentado en Venezuela y Chile por la vía electoral.
Lo que llama la atención es que a pesar de la variedad de formas para la toma del poder, luego todos ellos, sin excepción, se derrumbaron solos, sin ayuda de nadie y por una sola causa: la absoluta imposibilidad de mantenerse en pie por el desastre económico que causaron.


 
 

¿En que se apoyan los sistemas del socialismo rojo?
 
El socialismo rojo se apoya en cinco columnas fundamentales para llegar y sostenerse: la pobreza del país, estas son: la voz de un líder, la propaganda intensa, la educación a las capas más débiles de la sociedad, y especialmente por el terror.

Detallemos:
 

La pobreza. Cualesquiera que sean las múltiples razones por la cual  exista, ella es la plataforma fundamental para vender el mensaje ideológico y la causa por la que se inicia la aventura roja. La paradoja es que así como les sirve para tomar el poder también hace que lo pierdan por la imposibilidad de acabar con esta pobreza y su impresionante capacidad para multiplicarla y masificarla.


El líder. Él es quien le vende la idea de la revolución marxista a las masas. Esto lo logra por sus habilidades oratorias, su poder de convicción y su capacidad para engañar mezclando embustes con verdades, igual insultando, acusando a otros de ser la causa de la pobreza de los que no tienen – lo cual no excluye de que sí los haya-, amenazando e incitando al rencor, la xenofobia y otras bajas pasiones del espíritu.

En su discurso, el líder vende falsas promesas y paraísos inexistentes que adormitan la conciencia de los ilusos, y les despierta dos condiciones propias de la naturaleza humana, una positiva, el deseo de ser orientado por alguien y soñar con un mundo mejor, y una negativa, la envidia y el afloramiento del odio hacia quienes están por encima de nosotros.

Lo aberrante de este liderazgo es que el endiosamiento del líder le da poderes supremos sobre todos los recursos, las instituciones del estado y sus ciudadanos, gracias a la mentira que canta en su discurso: él actúa por el bien del pueblo. Lo trágico es que una vez afianzado en el poder, además de destruir la democracia, la mayoría de las veces, al igual que todos los degenerados de la historia tienden a apoderarse de ese poder de por vida y quieren volverlo hereditario.
 

La propaganda. Ella es uno de los pilares más efectivos del sistema comunista, especialmente cuando ya tienen el control del estado. Entonces malbaratan los recursos del país para ensalzar con ella las cualidades inexistentes del líder, ofrecer mundos maravillosos que nunca llegan y martillar con un mensaje repetitivo el odio, la conciencia de víctimas, el nacionalismo exacerbado y el racismo disimulado, prendas revolucionarias que terminan instalándose en el cerebro de las masas por ese lavado cerebral. Para ello, desde el comienzo de su reinado han acabado con la libertad de información clausurando o haciendo imposible el funcionamiento de medios independientes u opositores y multiplican los enormes afiches con el rostro del líder y de lo que prometen.
 
La educación. Es básica en los niños y en el pueblo carente de preparación. Ella es de una importancia fundamental en el proceso de crear zombis ideológicos, privados de la libertad de pensamiento y la posibilidad de escoger caminos propios para mejorar su vida. Este es el más dañino de todos los pilares socialistas, porque aunque junto a las mentiras en algunos casos trasmiten ideas positivas desde el punto de vista cultural y social, es el que inutiliza a los ciudadanos para sobrevivir después que fracasa el sistema, sea más tarde o más temprano.
El terror. El sostiene al sistema a la vez que también se sostiene a sí mismo y a las demás columnas. Se manifiesta con la persecución a los opositores, las cárceles, el exilio y las represalias contra los disidentes y a quienes atacan al líder o discrepan de su voluntad, igual sirve para establecer la limitación de las libertades y apoyar las arbitrariedades contra la propiedad y demás derechos ciudadanos. Formando parte de él está el control del gobierno dictatorial del poder legislativo y judicial y todas las  otras instituciones del estado sean o no constitucionales.
No ha habido socialismo rojo que al principio o más tarde no esté lleno de muerte, brigadas armadas al estilo fascista, o policías secretas aberrantes que practiquen las torturas y el espionaje masificado. Este terror no se manifiesta abiertamente desde el principio, sino en un proceso paulatino que lo va haciendo crecer bajo la excusa de defender la revolución de los ataques de la burguesía y el imperialismo, sea o no cierto, hasta que termina convertido en un monstruo todopoderoso de dientes afilados que come carne viva.
¿Por qué duran los sistemas comunistas?



 
 
A diferencia de los sistemas democráticos, donde a pesar de todos sus vicios  los ciudadanos pueden castigar a sus malos gobernantes eligiendo a otros dirigentes y a los partidos, una vez que los sistemas rojos se entronan eliminan toda posibilidad de votación en contra, sea con simulaciones electorales o con la modificación en su favor de los resultados. Allí el mal se vuelve perpetuo.
 
La farsa que montan con elecciones controladas es pública y notoria y evidente, primero con trampas electorales que desilusionan a los votantes opositores, luego con un control del sistema electoral apoyado con el lavado cerebral. Ellas solo le sirven para tratar de legalizar ante la comunidad internacional un sistema ilegítimo. Esta comunidad internacional solo ha tomado medidas para descalificarlos una que otra vez, y según los intereses de las grandes potencias o de gobiernos cómplices, que si ven beneficios económicos dejan que sea la destrucción del país quien se ocupe de su derrota.

¿Cómo se vive en un país rojo ya consolidado?



Cuando no se es invitado oficial del gobierno hay cosas que llaman fuertemente la atención a quienes visitaron países comunistas, pero las más evidentes en ese encuentro son: el miedo de los ciudadanos, lo apagado de sus rostros, las numerosas vallas con imágenes del líder y las alabanzas a los inexistentes logros de la revolución, por otro lado la carencia o pésima calidad de bienes y fallas de servicios, la pobreza y el abandono  dramático de las ciudades, la policía vigilando por todos los rincones y ver pasar a los dirigentes del gobierno – se supone que los iguales a su pueblo- en lujosos carros oficiales con escolta.  
En bajo perfil están el tráfico de moneda y las ofertas de prostitutas que se abalanzan sobre los extranjeros, buscando conseguir divisas.
La parte social no visible, y que se da una vez que el sistema se vuelve absoluto, son: el control total de la vida de los ciudadanos, que son enviados a trabajar y a vivir en donde le conviene a la revolución, la liquidación lenta y progresiva de toda expresión de propiedad, varias familias viviendo en habitaciones de casas que antes eran propiedad individual, la imposibilidad de viajar al extranjero, en especial de los niños, los técnicos, los deportistas y los artistas y profesionales destacados, la separación forzosa de las familias, la baja calidad de los servicios médicos, la limitación y control de libros y formas artísticas, canales de televisión y películas que están permitidos disfrutar, los sueldos miserables en comparación al de los países no comunistas y un fantasma invisible que siempre flota por doquier: el deseo de todo el mundo de escaparse de ese infierno en el que los metieron engañados.
Muchas de estas desgracias no se ven mientras aun simulan ser un gobierno democrático. Pero en ellos se vislumbran las inevitables desgracias del terror,


¿Cómo es la industrialización bajo el socialismo rojo?

Para saber cuan desarrollado está un país, o sea el nivel general de vida de sus habitantes, hay muchos índices importantes, pero entre ellos hay dos fundamentales: la autonomía alimenticia y la satisfacción de las necesidades básicas, esto se puede detectar al observar su grado de industrialización y de desarrollo agrícola.

Para conocer cómo se desarrollan ambos bajo los regímenes comunistas, vamos a tomar al azar a cuatro países que conocimos personalmente en donde gobernó el marxismo: Checoslovaquia en Europa, China en Asia, Cuba en América y Tanzania en África.

1) La antigua Checoslovaquia, ahora la República Checa, era antes de la II guerra mundial un país industrializado al nivel del occidente europeo y con una agricultura floreciente. Tanto por su industria pesada como por su riqueza agrícola, se puede decir que pertenecía a los países altamente desarrollados del centro de Europa y se orientaba hacia la diversificación en otras áreas para liberarse de la dependencia de Francia, Alemania e Inglaterra que controlaban la mayoría de los mercados europeos.

Al producirse la invasión soviética e imponerse el régimen comunista, se escaparon del país millares de personas preparadas que eran fundamentales para su desarrollo y se acabó con la inversión privada que había producido aquel nivel de economía. Junto a ello, la estatización impuesta por los rusos la obligó a orientarse a áreas de producción que no eran convenientes para el país, pero que el mercado común comunista decidió que era bueno para el fortalecimiento de las llamadas democracias populares, un disfraz que usaron para no hacerle competencia a los productos soviéticos en sus colonias europeas. Igual daño se le infringió a la agricultura que en el acto empezó a debilitarse.
Tal situación causó la merma inmediata de su capacidad industrial al detener el libre crecimiento y una baja en la calidad de los productos. La paralización de los avances tecnológicos hizo surgir pésimo productos industriales como los autos Skoda de la época roja, verdaderas chimeneas rodantes, de amortiguación insoportable y modelos estancados en el tiempo. Lo que ocurrió en el sector automotor aconteció con casi todos sus productos industriales, -salvo el caso de las armas, por razones obvias-, que no encontraron espacio en los mercados internacionales al no ser competitivos.

Cuando terminó la era roja, después del doloroso ajuste de pasar de un régimen al otro, la republica Checa ahora separada de Eslovaquia, empezó la recuperación por su histórica capacidad industrial y gracias al regreso de la inversión privada, pero ahora a la saga y amarrados a los países industriales desarrollados, algunos que estaban muy atrás de ella antes de la era comunista. El comunismo solo les sirvió para atrasarlos en la historia.

La muestra de los cambios favorables al terminar la era roja se nota en la calidad de los nuevos autos Skoda, fabricados con inversión de la Volkswagen, pero que de no haber sufrido el daño de una economía socialista hoy serían productos checos con su propia tecnología y de capitales nacionales.


2) China en Asia es todo un caso, y además patético. Hace cuarenta años, bajo las ideas rojas de Mao, de país rural por antonomasia empezó una industria primitiva con base rusa, de pésima calidad o descaradamente copiada de occidente, de la cual recordamos bien entre otras a la fábrica de plumas robadas sin descaro de la Parker americana; en esos mismos tiempos las hambrunas por falta de producción agraria impresionaban.

 

Trascurrieron muchos años y al pueblo no le llegaron las ofertas prometidas. Siguió la llamada revolución cultural con el librito rojo del presidente Mao que solo sirvió para intensificar el fracaso industrial. Para evidencia bastaba comparar su desarrollo para esa época después de décadas de comunismo con el desarrollo de Taiwán o Hong Kong, que bajo una economía libre se habían apoderado de los mercados mundiales de industria ligera llevando a sus poblaciones a tener el nivel de vida más alto de toda Asia, apenas superados por Japón, entonces la segunda potencia económica mundial.

Conscientes del fracaso, el partido comunista bajo la dirección de Teng Siao Ping y otros dirigentes decidieron abrirse a la economía capitalista con el célebre slogan: “Ser rico es bueno” y empezaron la extraña era de la política de “Dos sistemas un país”, en realidad un método inventado solo para liberar la economía del fardo comunista pero sin soltar los privilegios de la enorme masa de dirigentes y los jerarcas del partido.


Esta curiosa mezcla de gobierno socialista con capitalismo salvaje ofreció garantías a los inversionistas de todo el mundo, mano de obra barata y sin derechos para los trabajadores, y la protección dictatorial del estado para garantizar su paz laboral. El resultado está a la vista: de una triste era de pobreza socialista China pasó a ser la segunda o tercera economía mundial, y sus fábricas, con masiva inversión y alta tecnología extrajera no permiten competencia por el costo de la mano de obra esclava, lo que la ha vuelto en el primer país imperialista del planeta, claro asociado a las grandes transnacionales capitalistas que antes combatía, y que tal vez muy pronto queden desechadas totalmente una vez que los amarillos seres se hayan apropiado hábilmente de su know how que los sacó de los fosos de la miseria.

Ir ahora a China es ver el contraste que hay entre lo que queda de la antigua pobreza que aumentó la era roja, con la desbordante y contaminante riqueza capitalista.
3) En África, el ejemplo de Tanzania es doloroso. El intentó de salir del atraso por la vía socialista hundió al país en un abismo de miseria aún más profundo del que se encontraba al destruir la incipiente economía que apenas levantaba cabeza luego del período colonial.
Cuando Nyerere, el gran líder maoísta trató de copiar el sistema  rojo de china nacionalizando pequeñas industrias, expropiando tierras productivas y aplicando impuestos insostenibles al comercio, solo logró hacerles desaparecer junto a la agricultura, transformando a Tanzania en uno de los lugares más pobres en ese continente de pobreza.
Después de la debacle, el hombre que preconizaba el socialismo rojo africano, al ver cómo había dejado a los tanzanos en las peores condiciones que jamás tuvieron, renunció, pidió perdón por el error y se fue a vivir a Londres donde murió como un privilegiado. Tuve ocasión de oír su discurso estando en el sitio, y constatar su fuga y la de sus jerarcas enriquecidos.

La adopción de un nuevo sistema político multipartidista ahora no les ayuda, mucho más por las fuertes tensiones políticas y el odio que sembró en la población aquel intento de socialismo utópico.
4) Finalmente está la caricatura de la industrialización y la agricultura cubana, algo patético a pesar de haber tenido más de cincuenta años de comunismo.  El sistema primero se sostuvo por el terror y el apoyo diario y millonario de la Unión Soviética y luego gracias a los ilegales regalos del gobierno de Venezuela, la cual hasta hace poco ha sido la nueva financista mundial de la mayoría de los sistemas y organizaciones con tendencia comunista al terrible costo de haber entrado en la ruina y el mundo de la escasez y la inflación desatada.
Hoy Cuba, incapaz de resolver los problemas básicos de alimentación y el abastecimiento de productos elementales a pesar de esas ayudas, sufre la amargura de ver como su agricultura es un fracaso  y la industria actualmente se limita a formas primitivas orientada a la reparación de viejos autos, centrales azucareros y la elaboración de escasos productos con tecnologías completamente desechadas de los centros capitalistas.  Lo grotesco es que le echan la culpa al embargo económico de los Estados Unidos que tanto atacan, pero sin aclarar que tienen relaciones comerciales con el resto del planeta.

Para constatarlo basta hacer un viaje de turismo. Esa fuente de ingresos que tanto ansía el gobierno, pero que resulta que también les viene de los aborrecidos países capitalistas.
En el desespero por escapar de ese túnel sin salida, por segunda vez pretenden abrir las puertas a la inversión privada, algo que siempre será un fracaso sin garantía de ganancia, sin el incentivo de los trabajadores de enriquecerse y sin la libertad de comercio. No hay que hablar mucho del despido de millones de trabajadores, porque sin los cien mil barriles diarios que le regala el gobierno rojo de Venezuela este sería aún más profundo, ya que el estado no tiene ni para pagarles el sueldo, y la ingenua apertura capitalista está destinada al fracaso total porque no hay libertades reales en ningún sentido.

¿Cuáles son los lineamientos de la educación roja?

 
 
 

La educación en el marxismo tenía una doble cara. Por un lado, en algunos países trasmitía valores positivos como son la solidaridad, la honestidad, el amor por el arte y los deportes. Puede decirse que aspira la formación de un hombre mejor para una sociedad mejor.

Lamentablemente esto y otros aspectos meritorios, que igualmente se trasmiten en cualquier sociedad desarrollada en sus centros educativos, y es posible en cualquier sistema, en el socialismo vienen dados en un paquete que es altamente peligroso: el adoctrinamiento totalitario en la ideología marxista, que tiene el problema de que es un acopio inconmensurable de errores filosóficos, sociales, económicos y culturales,  y el cual para defender en un análisis lógico y racional solo tienen como argumentos los errores del capitalismo.

Esa formación comunista, además de ser impuesta a la fuerza y que distorsiona la verdad histórica por falsedad u omisión, carece de uno de los principios fundamentales para que cualquier educación sea útil: enseñar al individuo a que aprenda a analizar por sí mismo y hacerse su propio juicio, teniendo una visión amplia y objetiva de la realidad del mundo en lugar de repetir un catecismo.

El lavado de cerebro capitalista, que por lo menos deja la libertad de poder escapar de él, es sustituido por uno que induce al error y no permite liberación. Su ideología es obligatoria.
Para agravar el panorama engendra dos monstruos: el miedo a la represión si se difiere de las pautas establecidas por la camarilla gobernante y la renuncia a toda iniciativa individual que se aparte de los principios que se han establecido como religión.

La consecuencias se pueden verificar visitando los países que vivieron la tragedia roja, allí se palpa el atraso en que quedaron las ciencias, las artes y la economía, y sobre todo, la incapacidad de las personas de sobrevivir con independencia en un mundo indefectiblemente competitivo. Lo peor, que por el recuerdo de lo que hicieron sus líderes piensan que la riqueza solo puede nacer del robo y la corrupción.  Todos los dirigentes de los países comunistas terminaron con fortunas insólitas descaradamente producto de esas dos maldiciones sociales. 

Esta aberración tiene una suma de piedras preciosas que decoran la corona: mientras los dirigentes venden la idea de la formación de ese hombre nuevo, honesto y trabajador, ellos se privilegian, derrochan y roban sin control las arcas del estado.


 


Las ciencias y el arte socialista
 

Pocas son las paradojas que muestran mejor el fracaso del sistema rojo como el hecho de que proponiéndose desarrollar la ciencia y la cultura, al final las dejan en condiciones mucho peores.
En las ciencias, fuera de algún raro aporte significativo de ciertos pueblos con capacidad innata para la creación, casi todas las manifestaciones de trascendencia fueron malas copias de países no comunistas, uno de los motivos por los cuales se oponían a la protección de los derechos de propiedad intelectual y perfeccionaron el espionaje industrial.


El ejemplo más llamativo fue el robo soviético de cerebros alemanes y del este de Europa después de la guerra, lo que permitió desarrollar la cohetería que puso en órbita al Spútnik, a Gagarin y a los avances atómicos.  A
pesar de los cacareos que hacían de grandes avances en la ciencia, los países comunistas no fueron sitios de donde salieron premios Nobel.

En la cultura, si bien hay que reconocer que en algunos de los países que lo tuvieron hubo un disfrute y enseñanza para todos los estratos sociales, - como es lo normal en casi todos los países desarrollados y en muchos subdesarrollados- la daño al generar el peor enemigo de la creatividad: el sometimiento de toda manifestación cultural a las pautas y valores que establece el régimen, y que fue lo que produjo aquella caricatura de arte llamado realismo socialista. 
Tal encajonamiento cultural explica el atraso y lo difícil que ha sido encontrar algo interesante en la creación artístico-literaria del marxismo.

Es importante no confundir con arte y cultura comunista las grandes manifestaciones creativas del pasado que ellos conservaron y cultivaron por considerarlo inocuo a su ideología, -ejemplo en Rusia, el Bolshoi- ni la obra de genios del arte y la literatura que se formaron antes, y que cuando esta llegó se le plegaron por temor o convicción; tampoco la obra de los cómodos intelectuales y artistas occidentales que le apoyan, pero eso sí, viviendo agradablemente en libertad bien lejos del sistema que pregonan.

¿Cómo se apropia la camarilla roja de las riquezas del estado?

 Fuera de la destrucción económica, la pérdida de las libertades y el atraso general del país, la peor lacra del sistema es la malversación de los fondos del estado y el peculado por parte de los jerarcas del régimen.

La malversación se observa en la desbordada publicidad para vender la imagen del líder y la revolución bajo el principio de que repetir continuamente una mentira hace que se vuelva verdad.

Por otro lado están el malbarato de los recursos del estado regalándolos a otros países para sostener revoluciones que impidan su aislamiento, con gastos innecesarios tratando de remediar la incompetencia con burocracia, y los vinculados a los privilegios de la camarilla del poder dándose buena vida con autos costosos, equipos innecesarios, facilidades con perjuicio fiscal, uso particular de aviones y otros equipos del estado, innecesarias comisiones oficiales, comidas, viajes y buenas bebidas, entre otras menudencias.

Al hablar del robo de los dineros públicos encontramos que ella es la regla de quienes lo manejan, casi al nivel de los países más subdesarrollados. Esto se consolida en las desviaciones ilegales para favorecerse, recargos en contratos otorgados a dedo, partidas secretas o inexistentes. Los casos de corrupción son tan elevados, que a veces se reprimen algunos para mantener las apariencias. Los fusilamientos en China en la era pre y post capitalista, al igual que en Cuba, no son sino picos visibles de un Iceberg descomunal de robos al estado. El caso de la corrupción en la Venezuela roja es impresionante por haber multiplicado a la décima potencia a todos los gobiernos corruptos del pasado.

No es ficción la fortuna que hizo el Couseuscu de Rumania antes que lo fusilaran, -recientemente subastada parte de su muebles y obras de arte por millones de euros-  ni la de los jerarcas de la Alemania del este o de Polonia, hoy algunos encarcelados, o la de los jerarcas cubanos o chinos o de los dirigentes del partido socialista húngaro y las de los miembros altos del partido de la desaparecida Unión Soviética y sus satélites.

La explicación del porqué esto ocurre no requiere de grandes estudios: para el manejo del dinero de la nación no existe ningún tipo de control sino el de ellos mismos, es decir, perros cuidando carne.
Para ilustrarse más, recomendamos enterarse de los detalles de cómo los dirigentes de los países que fueron comunistas al final se repartieron el estado como buitres volviéndose verdaderos potentados y algunos de ellos hoy son de los hombres más ricos del mundo, como deben serlo los que controlan o se benefician de la industria petrolera y los gastos militares en Venezuela.

¿Hay privilegios en los regímenes socialistas?

El privilegio de las elites del poder ha sido una constante en todos los tipos de gobiernos que ha habido a través de la historia, cualquiera que fuera su tendencia, pero este privilegio es repulsivo en los regímenes rojos por tres razones: primero, por el cinismo de decir que ellos luchan por la igualdad de todo el pueblo, segundo, porque mantienen a ese mismo pueblo sumido en la pobreza prometiéndoles mejoras que nunca llegan, solo para apoyarse en ellos a la hora de dificultades, y finalmente porque al tener un poder absoluto ejercen los privilegios con una arrogancia y prepotencia semejante a la de los antiguos monarcas y emperadores.

Basta ver los tamaños de los autos que usan, sus casa, sus relojes, las joyas y viajes, los banquetes oficiales, la calidad e inmediatez de los servicios y el tono de mando de los gobernantes comunistas del pasado y de los que quedan, y el líder, ese ser que dicen que es Dios realmente pasa a ser una suerte de Vice Dios.

¿Es posible un gobierno marxista sin represión?


A pesar de que es posible al comienzo del proceso de control del país, está completamente descartado en la segunda etapa de avance del control y una vez que logran su objetivo. Para el marxismo todo lo que represente disidencia debe ser eliminado porque atenta contra la seguridad del poder conquistado. La forma, oportunidad e intensidad de la represión y el grado de libertades permitidas varía según el momento y la estrategia programada.
 

Inicialmente solo se limitan a acusar a los opositores de agentes, sea de la burguesía o del imperialismo, pero más tarde, una vez que ha sido eliminada la vieja estructura del estado inician el fortalecimiento de la policía política o de agrupaciones fascistas armadas que trabajará junto a miembros del partido en el espionaje y la represión de los ciudadanos, sea en los lugares de trabajo, en cada cuadra, en cada barrio y en cada centro de enseñanza. Las persecuciones, las cárceles y los asesinatos solo empiezan cuando la oposición comienza su lucha efectiva para enfrentar lo que se ha transformado en una férrea dictadura antidemocrática.

¿Dónde se haya la manipulación en el mensaje comunista?

 

La base para la imposición ideológica del comunismo radica en la repetición de un discurso falso. Es una amalgama de verdades, ocultamientos y mentiras que se asemeja a la retórica de todas las formas de fascismo, la demagogia y el populismo.
Si bien nadie puede negar que exista la pobreza, la falacia está en no analizar sus verdaderas causas, especialmente cuando está a la vista, que en los lugares donde ha habido comunismo es donde se pierden los pocos avances que ha logrado un país  para llevar a la masificación de esta pobreza. Si de verdad todo imperialismo es nefasto y negativo y hay gobiernos democráticos terriblemente malos, la manipulación comunista radica en achacarle a otro país la causa de todos los problemas nacionales que ellos no pueden resolver.
Cuando los marxistas acusan a los países desarrollados de contaminar al planeta, algo que es indiscutible, excluyen a China porque todavía ondea su cómica bandera roja, esconden Chernóbil y los fracasos atómicos de la URSS, y no dicen que los productores de petróleo y carbón, la deforestación en Brasil, Indonesia, Madagascar y otros países asiáticos y africanos, así como el crecimiento desmesurado de la población son iguales de culpables.
Si pregonan verdades como que España y Portugal explotaron a los territorios americanos conquistados, no aclaran que los actuales habitantes son descendientes de esos explotadores, ni comentan que antes de su llegada los Incas, los Mayas y los Aztecas colonizaron y esclavizaron de igual manera a los pueblos vecinos, y de no haber tanta selva de por medio, también lo habrían hecho con algunos como la actual Venezuela por la enorme pobreza cultural que tenía para la época.
Si alardean de que el ejército soviético destruyó al fascismo alemán, omiten la importancia que tuvo el invierno ruso, el pacto de Stalin con los nazis para repartirse a Polonia, y que sin los Estados Unidos y la resistencia europea las hordas de Hitler se habrían instalado en Moscú, vaciado el Hermitage y habría abierto campos de concentración para quemar de frio a comunistas en sus propias cárceles de Siberia.
La deformación y la manipulación de la verdad, aprovecharse de la buena fe de la gente ingenua, explotar los sentimientos chovinistas y de odio, y en especial ocultar los terribles vicios del sistema rojo, es la metodología marxista para vender ideas.
¿Quién acaba con los gobiernos rojos?
 
No obstante el ritornelo de que son víctimas de la burguesía y el imperialismo, a los sistemas rojos plenamente instalados como los habidos hasta el presente caen solos por su incompetencia para acabar con la pobreza, por acrecentar la carencias de bienes y servicios, por la muerte del líder, y tal vez después de la adrenalina que enseñó  a  las masas aquella primavera árabe, podría ser que por la protesta enfurecida de sus víctimas.

Es obvio que tal apreciación está sujeta a revisión si el sistema político marxista tradicional sufre cambios en su estructura clásica, o aparecen nuevos elementos que de ser aprovechados por la imaginación y la voluntad unitaria de las fuerzas de la resistencia.

 

¿Además de la destrucción de la economía, cuáles son las peores desgracias que afectan a un individuo común en esos sistemas políticos?
 
 


Primero, la división del país.
Bajo el lema de que los que no apoyan la revolución son sus enemigos, la población queda dividida en todos sus estratos, ajeno a la composición de clases. El eslogan sirve para sembrar el odio y la ruptura entre familiares, profesiones, amistades y cualquier ámbito colectivo. La división se agudizará más en el momento en que empieza la guerra para el control final del poder cuando surge la verdadera resistencia. No hay un solo gobierno marxista que no se haya sellado con sangre de guerras fratricidas.
 
Segundo, la imposición del trabajo en el lugar y las condiciones que deciden los jerarcas del régimen. Esto, que es un motor fundamental de la revolución, además de producir un bajo rendimiento productivo lleva a la separación de la gente de los lugares en donde vive y les elimina el derecho de hacer lo que deseen con su tiempo libre. Cada trabajador es adoctrinado contra su voluntad y luego deviene propiedad del estado. La implementación de los traslados se produce en el momento de desarrollo de sus planes quinquenales cuando ven que la economía no les funciona como querían. Llama la atención que esta imposición ha ocurrido en todos los sistemas comunistas que existieron. El caso de Venezuela es único por la inmensa riqueza petrolera.

Tercero, la pérdida del control de los hijos.
Suele ser lo último que hacen mientras exista una oposición formal, pero irremisiblemente serán transformados en lo que ellos llaman soldados de la revolución. El control de sus mentes comienza en las escuelas, con trajes de pioneros, donde la ideología marxista y la adoración del líder sustituyen el concepto de familia por el de patria y revolución.

Cuarto, la invasión paulatina de la propiedad privada. Todo bien patrimonial y todo espacio personal queda sujeto a la disposición del estado bajo el eslogan de función social de la propiedad, y los únicos que los deciden son los jerarcas del partido que lo disimulan por la vía de las comunas.

No obstante, su peor consecuencia es que cuando la gente no puede acumular un ahorro para su vejez, una vez que ella llega y el sistema político-económico rojo ha fracasado, todas las personas mayores quedan en un lamentable estado de abandono y de carencias. Es recomendable constatarlo en cualquier país que haya vivido sumido en esa aberración social masificadora de la pobreza.


EPILOGO


Estas informaciones son producto de una experiencia directa sobre lo que son los regímenes marxistas. Fue vivida y estudiada intensamente sin más intereses que la búsqueda de la verdad, y es la conclusión a que llegamos después de un largo recorrido por todos los países que sufrieron ese yugo, no solo los que han habido en todos los continentes, sino vivida personalmente antes y después del fracaso del sistema.

En ese impresionante recorrido recuerdo el día en que me enteré en Pyongyang de las alabanzas oficiales del gobierno a un joven que había denunciado a sus padres por considerarlos traidores a las ideas del presidente Kim, y la causa de que terminaran en la cárcel.   Contuve la repugnancia que me produjo la noticia para no ofender a la traductora que actuaba como un zombi.

Todavía la veo amable y sonriente cuando lo decía, solo me pregunto si ya vieja no será otra de las víctimas de las hambrunas de la Corea comunista, esas que han obligado al tercer heredero en sucesión a solicitar limosnas de comida, única manera de poder seguir diciéndole al pueblo hipnotizado que el socialismo rojo es el futuro de la humanidad, claro fuera de su tan cacareada y no competitiva bomba atómica.

Si queda algo por añadir, entre otras cosas está el desfase de los líderes del gobierno venezolano, que aunque tanto hablan y se apoyan con la revolución cubana, forman una repugnante burguesía de la corrupción que bajo la excusa de acabar con las diferencias sociales, solo han logrado sustituir a los que atacan, destruir lo poco que había de desarrollo, enriqueciéndose ellos con lo que han dejado sin destruir y regalando de manera absurda hasta la riqueza petrolera.


Jaime Ballestas/ Otrova Gomas.